CuriosoMundoAzul
EL PRINCIPIO DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL | www.curiosomundoazul.blogspot.com

sábado, 14 de febrero de 2009

Tema

EL PRINCIPIO DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Desde comienzos del siglo XX se respiraba en Europa el aire malsano de un larvado conflicto internacional. Cinco crisis sucesivas agriaron las relaciones diplomáticas de las potencias europeas. Todas ellas se polarizaron en torno a un doble problema. La cuestión colonial, planteada a raíz de los sucesos marroquíes, enfrentaba principalmente a Alemania con Francia. Y la explosiva situación balcánica, ya de por sí en ebullición por el desencadenamiento de importantes movimientos nacionalistas, atraía la atención de Austria-Hungría y Rusia, cuyos intereses sobre la zona divergían notoriamente.


El asesinato del archiduque heredero del Imperio Austrohúngaro, Francisco Fernando, en Sarajevo el 28 de junio de 1914 por el estudiante bosniaco, Prinzip, con la connivencia de oficiales servios, determinó un ataque contra Servia el 28 de julio, a la que Austria-Hungría deseaba hacer desaparecer como entidad política en la codiciada área de los Balcanes. Pero Servia, abanderada del nacionalismo yugoslavo, contaba con el apoyo de Rusia y Francia, quienes, a su vez, estaban vinculados por la convención militar de 1892.

A esta ruptura de las hostilidades en el Sudeste europeo hay que añadir otro teatro de operaciones en el Noroeste, cuando Alemania declara la guerra a Francia el 3 de agosto después de que sus tropas invadieran Bélgica y Luxemburgo siguiendo las instrucciones tácticas del "Plan Schlieffen", elaborado en 1906. La violación de la neutralidad belga, acordada por el Tratado de Londres de 1839, por parte del Imperio Alemán obligó a la Gran Bretaña a entrar en la guerra al día siguiente (4 de agosto).

Las naciones en lucha se alienaban de esta forma: de una parte, Austria-Hungría y Alemania, apoyadas por Turquía y Bulgaria; de otra, Francia, Gran Bretaña y Rusia, ya unidas desde el 31 de agosto de 1907 por la Triple Entente, además de Servia, Bélgica, Rumanía, Grecia, Japón, Italia, Portugal, EE. UU. y China.
Si bien es verdad que estos dos últimos países tenían en su haber mayor población, disponían de más riqueza y controlaban prácticamente todas las rutas marítimas, sin embargo, los Imperios de la Europa central habían preparado militar y económicamante la guerra.

Las esperanzas de un conflicto relámpago se desvanecieron en seguida al estabilizarse los frentes. Europa sería víctima durante cuatro años (1914-1918), de un destino aciago recorrido al son del estruendo estampido de los cañones de las trincheras, hogar forzoso de miles de hombres, en una interminable guerra.



1 comentario:

Oscar Duran dijo...

Una corrección necesaria. Serbia se escribe con B, no con V. En el último párrafo hay dos palabras que significan lo mismo, deben quitar una. Esto es una crítica constructiva. El artículo es sencillo, fácil de entender. A mí me gusta.
Gracias.

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.