CuriosoMundoAzul
LA CIVILIZACION BIZANTINA:CONSTANTINOPLA | www.curiosomundoazul.blogspot.com

martes, 10 de marzo de 2009

Tema

LA CIVILIZACION BIZANTINA:CONSTANTINOPLA

En el año 330, el Emperador Constantino el Grande fundó una ciudad, Constantinopla, en el lugar ocupado anteriormente por la colonia griega de Bizancio. Situada en la península de los Balcanes, donde el estrecho del Bósforo comunica al mar de Mármara con el mar Negro, su situación estratégica era inmejorable.
Cuando en el año 395 el Emperador Teodosio divide sus dominios entre sus hijos (Honorio, Occiente; Arcadio, Oriente) puede decirse que comienza la historia del Imperio Bizantino separado del de Occidente, pero heredero del legado cultural de Roma.

En este extenso Imperio Bizantino (Egipto, Siria, Asia Menor, Grecia, península de los Balcanes hasta el río Danubio) confluyeron tres elementos decisivos en la gestación de su cultura: el helenismo greco-romano, el espíritu cristiano y la mentalidad oriental.
Entre las características fundamentales de su civilización merecen destacarse:
-Su carácter de heredero directo del Bajo Imperio Romano. Fue una civilización de síntesis, que dió forma original a la mezcla de elementos romanos (derecho, diplomacia, ect.) y helenísticos (literatura, arte, lengua).
-Durante unos siglos de descomposición política, será el único Estado europeo que pueda recibir el nombre de tal. Pervivirá en casi mil años al Imperio Romano de Occidente que le había dado origen.
-Fue el más importante lazo de unión entre Oriente y Occidente, comercial y culturalmente.
-Aglutinó en su seno a todos los pueblos a los que sometió sin perder por ello lo esencial de su individualidad.
La lengua griega, el respeto a la persona del Emperador y la religión cristiana fueron los principales elementos de cohesión.
-Fue el principal baluerte del cristianismo, pese a sus diferencias con la Iglesia de Roma, y el difusor de esta dostrina entre los pueblos eslavos.
-Conservó en sus bibliotecas una gran cantidad de obras de la antiguedad clásica greco-romana. Extendió por los Balcanes y Rusia esta cultura.
Bizancio contribuyó de forma decisiva en el momento renacentista al refugiarse sus sabios en Occidente, tras la caída de Constantinopla en manos de los turcos (1453).
El Imperio Bizantino había de alcanzar su máximo esplendor y extensión territorial con Justiniano (518-565), que intentó de nuevo la unidad mediterránea, llegando a dominar amplias áreas del mismo -la Italia de los ostrogodos, el Norte de África de los vándalos y el Sur de Hispania de los visigodos-. Su obra no le sobrevivió.
Un hecho de singular importancia, el nacimiento de la expansión del Islam, desde el 622, había de poner en peligro la existencia del Estado bizantino reduciendo considerablemente su extensión territorial.
En poco tiempo los musulmanes conquistaron Egipto, Palestina y Siria -provincias eminentemente industriales y comerciales-, dejando reducido al Imperio a las provincias que, por ser eminentemente agrícolas y ganaderas, eran más pobres (Asia Menor, Grecia, Balcanes).
Al peligro musulmán hubo que añadir el peligro persa, frente al que mantuvo una estrategia defensiva, y la avalancha eslava, principalmente los ataques búlgaros.
Para defender este Imperio, por todas partes cercado, fueron credas las llamadas "themas" , ejércitos de colonos militarizados a quienes se concedía la explotación de un territorio con la obligación de defenderlo.
El sistema se mostró realmente eficaz al principio, pero apareció un nuevo y definitivo peligro, el de los turcos otomanos, que en avance arrollador darían el golpe de gracia al Imperio Bizantino al conquistar la capital, Constantinopla, en el año 1453.


¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.