CuriosoMundoAzul
LA MEDICINA EN LA ANTIGUA ROMA | www.curiosomundoazul.blogspot.com

sábado, 7 de noviembre de 2009

Tema

LA MEDICINA EN LA ANTIGUA ROMA

La medicina romana era esencialmente griega, pero los romanos hicieron tres contribuciones fundamentales:
1) Los hospitales militares,
2) El saneamiento ambiental, y
3) La legislación de la práctica y de la enseñanza médica.


1) Los hospitales militares o valetudinaria se desarrollaron como respuesta a una necesidad impuesta por el crecimiento progresivo de la República y del Imperio. Al principio, cuando las batallas se libraban en las cercanías de Roma, los enfermos y heridos se transportaban a la ciudad y ahí eran atendidos en las casas de los patricios; cuando las acciones empezaron a ocurrir más lejos, sobre todo cuando la expansión territorial sacó a las legiones romanas de Italia, el problema de la atención a los heridos se resolvió creando un espacio especialmente dedicado a ellos dentro del campo militar. La arquitectura de los valetudinaria era siempre la misma: un corredor central e hileras a ambos lados de pequeñas salas, cada una con capacidad para 4 o 5 personas Estos hospitales fueron las primeras instituciones diseñadas para atender heridos y enfermos; los hospitales civiles se desarrollaron hasta el siglo IV d.C., y fueron producto de la piedad cristiana.

2) El saneamiento ambiental se desarrolló muy temprano en Roma, gracias a las obras de la cloaca máxima, un sistema de drenaje que se vaciaba en el río Tíber y que data del siglo VI a.C. En la Ley de las Doce Tablas (450 a.C.) se prohiben los entierros dentro de los límites de la ciudad, se recuerda a los ediles su responsabilidad en la limpieza de las calles y en la distribución del agua. El aporte de agua se hacía por medio de 14 grandes acueductos que proporcionaban más de 1 000 millones de litros de agua al día, y la distribución a fuentes, cisternas y a casas particulares era excelente, pero en los barrios menos opulentos no tan buena.
El agua se usaba para beber y para los baños, una institución pública muy popular y casi gratuita; también se colectaba el agua de la lluvia, que se usaba para preparar medicinas. En general, las condiciones de higiene ambiental en Roma eran tan buenas como podía esperarse de un pueblo que desconocía por completo la existencia de los microbios.

3) Durante la República la mayoría de los médicos eran esclavos o griegos, o sea, sujetos en una posición subordinada, pero en el Imperio (ca. 120 d.C.) Julio César concedió la ciudadanía a todos lo que ejercieran la medicina en Roma.

Además, se estableció un servicio médico público, en el que la ciudad contrataba a uno o más médicos (archiatri) y les proporcionaba local e instrumentos para que atendieran en forma gratuita a cualquier persona que solicitara su ayuda. Los salarios de estos profesionales los fijaban los consejeros municipales. También se organizó el servicio médico de la casa imperial, y muchos de los patricios retenían en forma particular a uno o más médicos para que atendieran a sus familias. Con el tiempo también se legisló que la elección de un médico al servicio público debería ser aprobada por otros siete miembros de ese servicio. Las plazas eran muy solicitadas porque los titulares estaban exentos de pagar impuestos y de servir en el ejército. El gobierno los estimulaba a que tomaran estudiantes, por lo que podían recibir ingresos adicionales.

Entre los médicos griegos y romanos que ejercían en el Imperio se distinguían cuatro sectas o escuelas, basadas en sus diferentes posturas filosóficas, teóricas y prácticas:
1) Los dogmáticos reconocían como su fundador a Herófilo, aprobaban el estudio de la anatomía por medio de las disecciones, consideraban que las teorías sobre las causas de la enfermedad eran la esencia del la medicina (desequilibrio de los elementos, de los humores del pneuma; migración de la sangre a los vasos que llevan el pneuma; bloqueo de los canales del cuerpo por "átomos"' etc.).
Sus enemigos los caracterizaban como más "habladores" que "hacedores", y decían que pasaban más tiempo discutiendo que viendo al paciente. Los dogmáticos decían que la confirmación de sus doctrinas se encontraba en el Corpus Hipocraticum y que el mismo Hipócrates había sido un dogmático.

2) Los empíricos nombraban a Erasístrato como su antecesor y se oponían a las disecciones porque rechazaban la importancia de la anatomía en la medicina. Su postura era que no deberían buscarse las causas de las enfermedades, porque las inmediatas eran obvias y las oscuras eran imposibles de establecer; por lo tanto, la comprensión de cosas como el pulso, la digestión o la respiración era inútil.
Lo más importante en medicina era la experiencia personal del médico con su paciente, y lo que debía hacer es recoger los síntomas y tratarlos uno a uno usando los remedios que ya se habían demostrado efectivos en el pasado. Al igual que los dogmáticos, los empíricos alegaban que Hipócrates y el Corpus Hipocraticum estaban de su lado.

3) Los metodistas también rechazaban todas las hipótesis y teorías sobre las causas de la enfermedad, pero en cambio sostenían que sólo había unas cuantas circunstancias que eran comunes a muchas enfermedades, que debían ser manejadas principalmente por medio de dietas. Naturalmente, estaban convencidos de que Hipócrates y toda su escuela habían sido esencialmente metodistas.
4) Los neumatistas eran inicialmente dogmáticos pero se separaron de esa secta porque consideraron que la sustancia fundamental de la vida era el pneuma y que la causa única de las enfermedades eran sus trastornos en el organismo, desencadenados por un desequilibrio de los humores.

Éste era el panorama del ejercicio de la medicina en Roma cuando apareció Galeno.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

6 comentarios:

luisa maria cordoba dijo...

Me parece una entrada muy interesante, además estoy estudiando la civilización romana en estos momentos y me viene muy bien esta información.
Saludos.

CuriosoMundoAzul dijo...

Hola luisa,me alegro que te sirva de ayuda.

Saludos...!

Manuel dijo...

Buenos dias Mundo Azul:

Me atrae mucho la historia, sobretodo la relacionada con mi profesión.
La arquitectura de los hospitales, que hasta hace poco se ha restructurado para darles mayor funcionalidad y privacidad a los pacientes, seguía esa estructura de Roma.

Quizás los medicos no se dividan en esos grupos, pero existen todavía corrientes conservadoras y progresista dentro de la medicina actual. Galeno fue un innovador en esa época, donde la religión y la superstición jugaban papel importante dentro de la vida diaria de la sociedad.

Saludos. El post de Nefertiti tambien esta interesante.

CuriosoMundoAzul dijo...

Gracias Manuel por tus palabras.

Sobre Galeno,creo que su llegada a Alejandría fue un acierto,pues, es donde pudo concretar sus estudios de medicina,diseccionando cadáveres y conociendo a otros estudiosos de la época del cuerpo humano.

Saludos...!

Anónimo dijo...

La verdad me pone contento que se usen los blogs para tratar estos temas que tienen un fin educativo y que por sobre todas las cosas nos junte a quienes compartimos lo mismo. Saludos y Feliz Año. http://derechoromanoucc@blogspot.com

CuriosoMundoAzul dijo...

Gracias anónimo por tus palabras.

Un gran saludo.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2010!!!

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.